jueves, 30 de diciembre de 2010

SPOT CHECK


Veo esta mañana en Surfline que el lugar elegido para su habitual sección de Spot check es Mundaka. Así que para los amantes de esta ola (yo el primero) aquí dejo el enlace con bonitas fotos de la barra:

http://www.surfline.com/surf-news/spot-check-mundaka--checking-in-at-europes-best-lefthander_51174/


Irónico que sea Surfline quién ponga a Mundaka sobre las nubes y como mejor ola de Europa cuando en mi opinión ha sido reiteradamente crítico con el WCT de este pueblo, mientras que con otros como la prueba de Francia y sobre todo Trestles no decía ni mu cuando las condiciones allá también habían sido bastante pobres. Ya véis, una de cal y otra de arena.


Buen fin de año a todos y mejor comienzo. Chao.

martes, 28 de diciembre de 2010

KS SALE DEL ARMARIO

A la inesperada noticia de que Kelly Slater va a venir a montar una piscina de olas artificiales a Vizcaya e incluso quedarse a vivir por la zona (difundida por Surf30) se une otro campanazo que ha decidido dar KS este martes 28 en una rueda de prensa organizada por su patrocinador principal. En ella el 10 veces campeón del mundo ha dicho que este último título le ha dado fuerzas y confianza para salir a la palestra y dar a conocer su homosexualidad. Parece ser que sus escarceos con Pamela y otras supermodelos como Bar Rafaeli solo fueron períodos experimentales y un poco de cara a la galería, en cierto modo como le pasó al amigo Ricky Martin.
a


De hecho KS ha mencionado la gran influencia que han tenido en su decidisión de salir del armario (o wardrobe debería decir) los precedentes de George Michael y Ricky Martin (dos ex-playboys de aupa). Y se quejó del mal ejemplo que dan Alejandro Sanz y Miguel Bose (todos hemos oído alguna vez lo del ratón, el orificio y la sala de urgencias) al no reconocer publicamente sus tendencias. Dice KS que Kalani, su actual "novieta" le ha apoyado desde que lo decidió anunciar y que ya se lo imaginaba porque no le ha dado más que cuatro besos en la frente, cual estatuilla de la virgen, en dos años de relación que llevan. Kalani ratificó "Kelly estaba intentando huir de si mismo y poniendo toda esa rabia en su surfing ... de ahí los 10 títulos". Acabará esta revelación con su feroz competitividad para dar paso a un lindo gatito?

a



Confirmando las noticias de Surf30, parece ser que Kelly dijo que quería venir a vivir al norte de la península ibérica por muchas razones. Entre ellas había oído hablar a varios surfers de cuan masificados estaban los picos y como daba por culo tanta peña. Le gusto como sonaba eso. Además decía que le excitaba el hecho de ver el trasero ajustadete en el neopreno del que le salta las olas mientras el va a toda máquina intentantdo pillarle por detrás, y que en Mundaka no le faltaría de eso. Además comentó que en Hossegor y periferia los surfers son muy monos y metro sexuales, siempre a la última y con colores chillones, en fin unos pipollitos que catar para el gran aguila real del surf. Quiso recalcar que en su país los matrimonios gays no están reconocidos legalmente, pero que en el País Vasco sí y que si encontraba al surfer adecuado no dudaría en llevarlo al altar. Así que si le véis en el agua, ojete.

Desde aquí felicitarle por su declaración y dejar claro el respeto total hacia el colectivo gay.

Feliz 2011!!!

martes, 21 de diciembre de 2010

VISTAS PANORÁMICAS

Esto es lo que se veía desde mi ventana del hotel. ¿Podéis adivinar en que localidad está sacada esta foto?


¿Fácil ? Aunque la foto no sea muy buena porque está tomada de noche me imagino que ya habréis adivinado que se trata del puerto que está situado junto a la mejor izquierda de Europa. Sí, estuve trabajando toda la semana pasada en la zona de Mundaka y me quedé hospedado en el Hotel Puerto. Pena que no pudiera ver las vistas con la luz del sol, con los días siendo tan cortos cuando me iba era de noche y al regreso lo mismo. Por cierto, me sorprendió lo parado y vacío que está el pueblo en invierno. Gente o no gente, para mí uno de los pueblos más preciosos que conozco y mi lugar predilecto. ¿Cuantas tubazos habrán visto romper esos muros? ¿Y olas perfectas vacías? Quizá no muchas en las últimas decadas pero en los 70 y antes de eso a porrillo!



Por una parte me alegro de que la semana pasada escasearan las olas, hubiese sido un suplicio saber que Mundaka estaba bueno y yo encerrado entre cuatro paredes al lado. Ni siquiera llevé una tabla viendo el panorama oceanográfico y laboral. Me imagino que con el parte que dan para la semana que viene en el Cantábrico de olas de dos metros y periodos 16-18 me hubiese llevado el pincho e intentado rascar algo. Otra vez será. Parece que estas Navidades van a traer buen mar, disfrutad todo lo que podáis.

Por si no meto ningún post antes desearos desde aquí a todos unas muy Felices Navidades!!!

SF.

martes, 14 de diciembre de 2010

AQUELLOS RECUERDOS

Parece que pasó hace tres años tras estas semanas de sequía olística invernal. Pero si no recuerdo mal fue a primeros de noviembre. Fue justo unos días antes de que Surf30 sacara un post sobre el miedo que pasamos todos alguna vez cogiendo olas (os recomiendo que leáis su entrada si no lo habéis hecho ya). Lo recuerdo porque pense que yo iba a escribir sobre las espectaculares olas que cogí ese jueves, cuando la boya de Bilbao marcaba más de 5 metros, período 15. Pero luego vino lo de la suegra.

Retomando esa idea original me dispongo a daros buena cuenta de ese magnífico jueves, así que si tenéis prisa no os pongáis a leer y si no la tenéis acomodaos en la butaca! A lo que iba, viendo el parte venir, y sabiendo que mi spot favorito se iba a activar había cogido vacaciones que me debían en el trabajo. Tras conducir hora y pico, aparcar y subir a la loma de las dunas la realidad superaba todas mis expectativas. Magistral... y brutal. En tres años que llevo acercándome cada vez que rompe esta ola invernal sólo lo había visto con ese tamaño y potencia el 10 de octubre del 2008 (el día del Mundaka gigante y perfecto la semana después del último Billabong Pro). Las series se enroscaban sobre la arena de forma sistemática y sin una gota de agua fuera de lugar, el sol iluminaba y había poca gente en el agua, vale, estaba grande para mi humilde nivel ¿Pero quién se podía resistir a ese imán marino? Corrí al coche y cogí mi mayor tabla.

Una vez iniciada la remada usando la corriente que te saca al pico ví que el spot estaba al máximo del tamaño que aguanta (unos 2 metros bien puestos). Casi ya en el pico vino una de las muchas series que aparecerían durante la sesión que se pasaban de tamaño y cazaban a casi todos los presentes. Justo remonte la primera ola, pero cada ola te chupaba más a la zona de impacto y la tercera me dejó en el centro de la diana, explotando encima mío. Me zarandeó como a un muñeco de trapo. Tres olas después, con sus consiguientes sacudidas me preguntaba quien me había mandado meterme. La serie me había dejado casi en la orilla y comienzo mi segunda intentona de llegar al pico. De nuevo, a mitad de camino entra un serion, en la primera veo como un surfista se hace un tubazo bombeando dentro de la ola (luego vería que era Pablo Solar), las siguientes no las veo porque ando luchando contra la espuma y las corrientes. Otra vez estoy a tomar por saco del pico.

A la tercera va la vencida, me abro mucho para evitar las olas y llego al pico tras mucho remar. La marea está bajando y las olas se ahuecan, tras 10 minutos esperando remo la primera ola. Take off seco y rápido, se nota el periodo alto, las quillas se separan del agua y quedo colgado en el aire, al caer sobre la tabla ya lo hago desnivelado y me doy una sopapada moflete derecho por delante que parece que el mismísimo Mike Tyson me la ha propinado. ¡Qué hostión, casi se me saltan las pupilas! Toco el fondo (algo que nunca me había pasado en este spot a pesar de muchas comidas) de lleno y me revuelco durante lo que parece una eternidad. Para cuando afloro a la superficie todavía aturdido justo me da tiempo a ver a otro tipo con nivelazo coger una peazo ola que era una hermana gemela de Mundaka, chupando arena y levantando pared a lo bestia. Otra zambullida monumental.

Esta ola no es conocida por su radicalidad, ni mucho menos, y bastante frecuentada por domingueros en días flojitos, pero en estos días contados se transforma en una versión cabreada de si misma. Verlo para creerlo. Si no llega a ser porque es una ola que me encanta y conozco muy bien (la he surfeado desde como dicen los yankis knee-high a bien pasado el over-head) me hubiese salido del agua tras esos primeros 30 minutos embarazosos. También el orgullo propio me retuvo allí, pero ese es un mal consejero cuando se enfrenta uno al mar porque tiene todas las de perder. Tras una decada surfeando creo saber donde está mi límite superior y andaba ciertamente por los alrededores del tamaño de ese jueves.

Remonté de nuevo hasta el pico, cansado por los revolcones y la fuerte corriente, decidí recomponer un poco la compostura, relajarme y esperar a una buena ola. Me propuse ser paciente y selectivo (algo raro en un cagaprisas como yo), y esperé a la mía. Dejé pasar dos series enteras y en la tercera ví una que parecía llamarme cual sirena. Estaba en el lugar perfecto del pico y remé con fuerza. Bajadón y bombeando las dos primeras secciones para pasarlas. Al menos una ola pensé. Ahora tocaba elegir se me iba a casa con la ola de la honrilla o me quedaba pero con la ineludible posibilidad de comerme alguna serie más.

Sin duda decidí quedarme, las sensaciones proporcionadas por unas olas tan impresionantes superaban con creces el miedo. Si llega a ser una ola de roca o desconocida posiblemente ni me hubiera metido, pero ese no era el caso. Me quedé hora y media más y cogí unas olas para mí (que no he viajado demasiado y no suelo meterme en olas heavy metal) espectaculares. Después con un punto de marea menos favorable y ya con una fatiga considerable decidí que era hora de regresar a tierra. Sin duda uno de los mejores baños de mi vida.

Pero ya os digo, eso fue hace un mes y parecen tres siglos con esta sequía surfística, habrá que vivir de los recuerdos hasta que se asome la próxima marejada. Parece que ya este fin de semana se acerca por fin un swell y seguiremos buscando algún spot rezumbando en todo su esplendor para alimentar ese banco de datos de sesiones míticas. Suerte con la vuestras.


Un abrazo, SF.

lunes, 6 de diciembre de 2010

EL GEN DEL SURF

Como quién dice son cuatro gatos los que son surfers profesionales, pero es que dentro de este limitado grupo selecto la incidencia de familiares (sobre todo hermanos) es asombrosa. Que si los Hobgoods (CJ y Damien), los Irons (Andy y Bruce), los Lopez (Shea y Cory), los Gadauskas (Dane, Tanner y Patrick), los Beschen (Gavin y Shane), los Abberton (Koby y Jai), los Long (Greg y Rusty), los Malloy (Chris, Keith y Dan), los Fletcher (Christian, Nathan y padre Herbie), Fitzgerald (padre Terry e hijo Joel) y seguro que me dejo un porrón por el camino. No hace falta irse tan lejos para ver este patrón. Por aquí tenemos a los hermanos Acero (Kepa, Eneko e Iker) o a Raúl y Dani García.

¿Qué es lo que les dan de comer sus madres para que les salgan pros a pares? Que me pasen la receta. Creo que la competitividad juvenil (y cooperación) entre hermanos será una pieza clave para adquirir ese nivel de surfing en muchos de estos casos. ¿Pero puede haber algún componente genético? ¿El llamado GSP o "gen de surfer profesional"? Viendo a la familia que ha inspirado este artículo, los Curren, uno diría que sí.

Esta familia californiana se lleva la palma, con tres generaciones y un crecimiento exponencial de pros. Todo comenzó con Pat, el patriarca, shaper y surfer de olas grandes (recordemos que fue uno de los pioneros de Waimea). Pat tuvo a Tom y Joe Curren, los dos todavía free-surferos en activo. Todos adoramos a Tom, triple campeón del mundo y mejor surfer de la historia para muchos. Joe por su parte quizá menos conocido, en parte por la omnipresente figura de su hermano, tiene en mi opinión uno de los estilos más bellos (junto a Tom) y sino ved su sección en One California Day, os dejo un link a Joe hablando y surfeando con Tom.

http://www.youtube.com/watch?v=4_i5LEfkNig

Pero es que ahora encima Tom tiene cuatro hijos y vienen todos pisando fuerte. La hija, Lee Ann Curren compite en el circuito ASP femenino, y sus otros 3 hijos varones todavía son jovenes pero surfean como veteranos y van subiendo poco a poco en los rankings, no os extrañe si dentro de una decada hay algún "Currencito" en lo más alto del circuito mundial.




Y aunque barajo la teoría genética me decanto más por la "medio ambiental" (ej. el entorno en el que uno crece determina los resultados). Por ejemplo, Pat ya le metía a Tom Curren en Waimea con diez añitos!!! Debajo una foto de Patrick, el hijo pequeño de Tom, saliendo de entre las rocas de J-Bay y un link a un reciente viaje de los dos hijos pequeños de Tom a Indonesia:



http://www.surfline.com/surf-news/tom-curren--sons-team-up-with-frankie-oberholzer-return-to-original-search-waves-in-indo_49884/


Joder, y mi padre pirriado por el basket, llevándome todos los fines de semana a jugar baloncesto con los Escolapios a algún frontón gélido en vez de a los trópicos a surfear! Claro, así surfeo ahora!!! ;-)

jueves, 11 de noviembre de 2010

LA SANTA


Este ha sido un mes triste


Comenzaba con la repentina muerte de Andy Irons con tan sólo 32 años. Una semana después también fallecía sin esperarlo mi suegra, Ana Mari, esa a la que hacía referencia en un par de entradas. Un derrame cerebral tenía la culpa. Sí en el cielo se lee este blog quiero aclarar algunas cosas. Lo primero es que aunque difirieramos en lo del surf, en todo lo demás nos llevabamos bien y le tenía MUCHO cariño (y creo que ella a mi también). Aunque en el blog le diera un poco de caña, ya aviso en la introducción de Surflexiones que no os creáis todo lo que leeis aquí y a veces exagero aspectos para darle más salsilla al blog. Lo cierto es que fue una mujer muy querida por todos, que se desvivía por ayudar a los demás y no lo digo porque ya no este aquí con nosotros.

Una cosa que se aprende de una pérdida tan grande es que estamos en este mundo para querer y cuidar de los demás. Esa creo es la meta del ser humano. Los coches, casazas, rolex y la tabla de tal o cual pro no son más que efímeras cortinas de humo. También te das cuenta de que no tenemos un tiempo finito, con 36 años no suelo pensar demasiado en la muerte, hasta que pasa algo que te toca cerca como ahora. Parece que tenía 18 años hace tres días y ya tengo en realidad del doble. Y suma y sigue.

Y sumando dos más dos, hay que aprovechar el tiempo y el objetivo es querer a los que nos rodean, pues eso pienso hacer. En los últimos años me había aficionado a esto de leer blogs de surf y eventualmente montar el mío. He disfrutado leyéndolos enormemente y también contando mis historietas, pero al final todo esto consume bastante tiempo (y sino haced la prueba de montar vuestro blog), algunos no sé ni como lo consiguen.
Yo por mi parte había pensado cerrar el chiringuito inicialmente, simplemente dedicarle tiempo al surf de mar (el que realmente vale) y olvidarme del surf de la red. Pero han pasado unas semanas sin escribir y entre baño y baño van saliendo nuevas ideas y cosas que apetecen contar. Lo que sí aviso es que si este blog no era precisamente conocido por ser actualizado muy frecuentemente, ahora lo será aún menos. Os recomiendo si os pasáis lo hagáis cada par de semanas o simplemente suscribirse o ponerse un feed the esos que os mandan directamente la entrada.
Para terminar, os pongo un enlace a un video que pasó uno del curro de Emilio Duró, un economista que se dedica a dar charlas sobre motivación e ilusión en tiempos de crisis, no tiene nada que ver con el surf pero me apetecía colgarlo,me gusta su actitud vital y de tirar para delante. Además dice verdades como catedrales y hay algunos trozos en los que te tronchas de risa. Aquí va el link:

http://www.youtube.com/watch?v=On4xnJd2lmk&feature=related

Un abrazo a tod@s , SF.

martes, 2 de noviembre de 2010

A.I. D.E.P.

a
Aunque en estos momentos (2 de noviembre) no está 100% confirmado, parece que la noticia podría ser verdad. El tres veces campeón del mundo Andy Irons a muerto inesperadamente en un hotel de Dallas mientras esperaba regresar a casa en Kauai, a causa de la fiebre del dengue.
a
No quiero extenderme aquí sobre su rivalidad mítica con Kelly o sus problemas que le hicieron dejar el WCT hace dos años, de eso se encargarán muchos de exprimirlo de nuevo. Lo que no cabe duda es que Andy es uno de los mejores surfers de la historia. Para mi gusto su surf es el que más me gusta de los surfers de hoy en día, quizás junto con Joel Parkinson. Su naturalidad y tranquilidad en olas grandes y potentes no la he visto en ningún otro surfer y su sentido del tubo, que decir, insuperable. No hay más que poner Trilogy para ver de lo que hablo. Un surfer que con 32 años que todavía le quedaban muchas olas y muchas cosas que hacer. Como siempre digo "carpe diem", no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.
a
a
Desde luego la noticia es un completo shock para el mundo del surf, pero también para mí. Hace un mes, por casualidad cuando regresaba de Panamá me lo encontré con él por primera vez en mi vida. Estaba junto con su amigo hawaiano Freddy P. en el aeropuerto de Loiu (Bilbao) de donde ellos iban al Pro Francia. Allí, un Andy Irons al que yo tenía por bastante chuleta y antipático (todos le hemos visto caracterizado en Blue Horizon), para mi sorpresa se prestó a sacarse unas fotos conmigo sin ningún problema, con una sonrisa y poniendo el brazo alrededor de mi hombro como si fueramos amigos de antaño.
a
Un detalle. Cuando ya me iba por el pasillo del aeropuerto y él se quedaba esperando a que llegasen el resto de compañeros del WCT, me dí la vuelta cuando ya estaba a 20 o 30 metros para acerciorarme de lo que había visto era real. Andy que también se había girado, me estaba mirando, no estoy seguro porque. Al ver que yo también le estaba observando, me sonrió de nuevo, levantó el brazo con los dedos haciendo un shaka y luego me dijo adiós con la mano. Yo le contesté levantando y ondeando la mano también. Lo que yo no sabía es que ese sería el último adiós.



A.I.

D.E.P.

viernes, 29 de octubre de 2010

LEYES UNIVERSALES

Ayer surfeando en la Zurriola con unos cerrotes tremendos me acordé de un comentario que leí hace algunas semanas en el blog de Surf30 con alguien diciendo que durante las fechas del Quicksilver Pro de Francia, Dane Reynolds había hecho una visita a San Sebastián y se le vio surfeando en la Zurriola. El anónimo decía que entre las olas cerronas dondé el resto de los humanos alcanzaban justo a ponerse de pie y medio empezar a trazar un bottom turn antes de que la ola les chapase, Dane conseguía recorrer 50 metros antes de que le tragara la ola.

Me gustó el comentario porque demuestra que hay hechos insalvables en la vida. La mierda de perro huele, aunque sea del chihuahua de Paris Hilton. La gente envejece con los años, aunque te hagas más liposucciones y liftings que Belén Esteban. Nadie consigue pillar un tubazo en su primera semana surfeando, aunque te hayas comprado el último modelo Al Merrick y leído 15 libros sobre la técnica dentro del tubo.

Y si surfeas en la Zurriola las olas son cerronas por naturaleza y vas a acabar comiendo de lo lindo ya sea en el take-off o 50 metros delante y seas el mejor surfer del mundo o un simple mortal.

Aunque pensandolo mejor lo que hace Dane Reynolds con los cerrotes no se si obedece a las leyes universales de la gravedad.



Buen puente a tod@s, SF.


P.D. Ayer volví a invocar al poder del pis cuando me quedaban dos minutos de baño antes de tener que marcharme pitando y otra vez pillé un olón de serie que me llevo hasta la orilla (en serio)! No quiero recurrir demasiado a este recurso no sea que desgasten sus poderes y porque tampoco quiero que el traje me huela a urinario público! ;-)

lunes, 18 de octubre de 2010

SINGLE FIN AERODINÁMICO

Pensando en un bañito mañana, después de semana y pico sin entrar, he ido a coger mi tabla de confianza para olas pequeñas y medianas, el "yellow single fin". Llevaba más de un mes sin usarla y poco a poco ha ido relegándose al fondo del pilón de tablas en la terraza.

Para mi sorpresa al sacarla me he encontrado que la quilla parece que se ha bebido tres botellas de whisky y a perdido su equilibrio. No sabía yo que podían pasar estas cosas. ¡Pues si que tienen flex (ahora permanente) estas quillas de Nine Plus! ¿Como andaré con esta quilla asimétrica, iré de lado en las olas? ¿Los giros serán con extra-torniquete? ¿Estaré haciendo continuamente 360s cual peonza de patio durante el recreo?





Bueno de momento he cogido tres tomos de la enciclopedia Larousse (si la de papel, de esas que ya no se venden) y he petido la quilla debajo, a ver si el viejo truco para aplastar las hojas de árbol funciona también con quillas de surf. Sinceramente, dudo que para mañana retome su contorno simétrico original, creo que tendré que sacar el twinfin. Bueno, eso si no tiene las quillas dobladas también!!! ;)

Saludos, SF.

lunes, 11 de octubre de 2010

10 RAZONES PARA TERMINAR UN BAÑO

Muchas pueden ser las razones por las que creas oportuno que ya es suficiente y termines tu sesión de surf. Aquí van algunas:

1) Te has metido con un café sólo como único sustento y tras toda la mañana no te quedán fuerzas ni para una remada más y tu estomago ruge más que el león de la Metro Goldin Mayer. Antes de llegar a casa ya te has parado en tres bares y has comido cinco pinchos en cada uno.

2) Una tipa despampanante en topless te saluda desde la playa incesantemente, dando saltitos que hacen botar ese cuerpazo serrano, mientras sonrie y lanza besos sin parar. Tú crecido, le respondes moviendo los brazos efusivamente para que te espere e inicias la salida.

3) Resulta que la belleza esa no te estaba llamando a tí, sino al novio mazas cabeza cuadrada detrás tuyo. Sí, el del tatuaje con un corazón y una daga con una inscripción que dice algo como " Por tí sería capaz de matar". Se ha dado cuenta que lanzabas besos y gesticulabas en dirección a su chorba y viene remando al sprint en tu dirección mientras que le sale humo por la nariz. Es hora de dejar el agua, y pitando.

4) Al día siguiente, algo despistado le saltas una ola sin querer a uno. Encima al caer tu tabla le ha dado en los morros. Resulta que es el jefe de los locales, acaba de salir del trullo por asesinato en primer grado, y es hermano del novio celoso del día anterior. Remas como el correcaminos y no vuelves a esa playa nunca más.

5) Has emigrado al polo norte para que no te encuentren, es invierno, llevas tres horas metido, estás todavía con el 3/2 que te escapaste, tus manos presentan un morado azul oscuro de lo más curioso, no sientes los muñones y la pilila ha decidido irse a hibernar junto con tus testículos y escroto a las profundidades más recónditas de la entrepierna. Sales arrastras.

6) Harto del frío emigras a los trópicos, te metes en una ola brutal donde comes de lo lindo, te arrastras por el coral 50 metros, te clavas todos los erizos de mar en 5 km a la redonda mientras vas a gatas sobre el arrecife a ras del agua. Mister Bean a tu lado es un suertudo. Sales arrastras, aunque esta vez caliente.




7) Después de exprimirte 15 limas en las magulladuras decides que lo tuyo son las olas de playa con arena (todavía en los trópicos). Coges una ola y con tan mala suerte que caes y apoyas el pie encima de un pez escorpión, aterido por el pinchazo echas a remar para tierra sin darte cuenta que tienes una colonía de medusas venenosas delante y te das de cara con ellas. Vas hacia la orilla como puedes, has leido en algún sitio que la orina neutraliza el veneno de las medusas, así que echas un pis. Sin embargo, el olor no hace sino atraer a un tiburón tigre que se lleva la mitad de tu bañador y te deja las marcas de sus dientes de recuerdo en tu trasero.

8) Tras estos surfaris calamitosos vuelves a casa. Un martes por la mañana decides darte un bañito. No está mal la sesión hasta que te das cuenta que el reloj se te a parado y preguntas la hora. Tenías que estar en el curro hace más de media hora. Remas como un poseso, pero da igual, al llegar al trabajo el jefe te está esperando con la guillotina y te despide fulminantemente.

9) Hoy no va a cambiar tu suerte de cenizo. Te metes esa tarde para olvidar lo del currelo en una playa notoria por sus corrientes. Haces caso omiso a banderas y carteles y allá vas. Tras dos horas atrapado en una corriente del carajo decides que quieres acabar el baño (bueno eso ya lo llevavas pensando 1 hora y 59 minutos) y decides gritar socorro a voz pelada. No te oye nadie, ocho horas más tarde te encuentra un helicóptero de la Cruz Roja a 57 millas náuticas de tu playa de origen, deshidratado y tiritando.


10) Tras todos estos sufrimientos, y un año surf-sabático para sacudirte el mal de ojo de encima, un día se alinean los astros y te metes al mar con unas condiciones inigualables y encima tú solito. Las series no paran de entrar y coges ola tras ola de calidad 10. Ya al final te bajas una ola de dos metros y medio, pointbreak tipo Jeffreys Bay y conectas cuatro tubarrones seguidos. Es la ola de tu vida y ni en 200 años luz volverás a pillar algo así de nuevo. Decides acabar el baño, quieres salir de esto del surfing por la puerta grande y está será tu última ola. La que podrás narrar una y otra vez a tus biznietos. Remas hacia la orilla sin mirar atrás.

viernes, 8 de octubre de 2010

EL PODER DE LA MICCIÓN

No sé porque, pero es matemático, cuando me entran ganas de mear en el agua siempre viene la serie del día y o me pilla despistado aliviándome y me la como o tengo que entrecortarlo como puedo y ponerme a remar como un loco mientras aprieto la vejiga. Me ha pasado con tanta regularidad que muchas veces paso toda la sesión con el vientre en tensión aguantando que no salga el maldito chorrillo. Casi el caso opuesto a cuando te toca a hacer pis para el análisis de turno y no te sale por más que lo intentes.
a

Bueno a lo que iba, no me ha dado más que disgustos esta correlación mía entre orín y serión. Bueno, eso era hasta hoy. Buenas olas pero una playa de ciudad (osea 150 y el apuntador en el agua) y yo con el horario acotado. Había cogido cuatro o cinco olas decentes, pero llevaba ya media hora sin pillar nada por el gentio y porque la marea estaba subiendo rápido. Con cinco minutos contados que me quedaban antes de tener que irme pitando se me ha ocurrido la idea, ¿Y si echo un pis?
Con ya medio ganas de hacer pipi he empujado un poquito y he ejecutado el acto de la micción. Y cual ha sido mi sorpresa que incluso cuando el meo es voluntario también aflora la bomba del día. Un olón gigante que se ha comido a todos los que estaban esperando en el pico y yo que estaba un poco más escorado he conseguido remarla y bajar esa pared vertical metiendo todas las quillas y salir del agua con una sonrisa en la boca ... y todavía me sobraban 3 minutos!!!

Hasta la próxima, buen puente a tod@s.

SF

P.D. Perdón sí he herido la sensibilidad de algún leyente con el tema.

domingo, 3 de octubre de 2010

MDK

Viendo el parte de olas y con prácticamente dos semanas de swells en este principio de octubre sin bajar de los dos metros uno se pregunta si a la ola de Mundaka le gusta jugar al gato y al ratón con el WCT y sus pros.

Ya ocurrió el año pasado cuando ni siquiera una semana después de acabar la prueba en una mediocre Sopelana con un mar decadente y largarse el circo al WCT Portugal de Supertubos, Mundaka vió el mejor swell del año con tubos espectaculares, tablas partidas y una demostración sin igual de porque Mundaka es la mejor izquierda de Europa.

También el 2001, a causa del 11-S, se suspendió el campeonato del mundo y dicen los del pueblo que las olas no dejaron de bombear con dos metrazos de pura perfección. Este octubre, cuando los pros hubiesen podido degustar unas olas espléndidas la prueba ya se encuentra cancelada. Bueno ellos lo votaron, ellos se lo pierden, que quereis que os diga. Unos pocos parece se han quedado este miércoles 6 de octubre a rascar algo antes de que comience mañana el Rip Curl Pro. Viendo el tamaño en las fotos que ha sacado Surf30 (y con la marea subiendo!) y esta foto previa en Olasdevizcaya.com parece que este miércoles ha sido espectacular y el jueves no será menos (y hay más días potencialmente extraordinarios por delante!). No dudo que pronto veremos circular vídeos en internet del swell de esta semana en MDK.




Quien sabe si los sponsors y pros cambiarán de opinión viendo Mundaka funcionar este año. Por otro lado, seguro que si vuelven la ola de Mundaka les gastará otra broma pesada con días de plato y viento norte sin descanso. Esta izquierda es una caprichosa que parece no le impresionan en lo más mínimo los pros "super guays" de pelo rubio, ojos azules, mil pegátinas en sus tablas y acentos de vaquero del oeste.

sábado, 2 de octubre de 2010

JUGANDO EN CASA

Mientras algunos de nosotros pasamos la tarde del domingo ojeando la guía del Stormrider fantaseando con las mejores olas del mundo ....



... o compramos una propiedad a pie de playa en Sunset Beach, Hawaii, pero sólo cuando movemos la ficha de la chancleta por las casillas verdes del Monopoly surfer ....



... o la única vez que vamos a ver de cerca Pipeline, J-Bay, Uluwatu y Teahupoo va a ser si nos toca la lotería o cuando nos agarremos un pocker de ases a las surfer cartas en la mano ....


... mientras tanto, otros cuando se les ha presentado la serie gorda de la vida no han dudado en tirarse en la ola más grande y hacer el viaje con el que todos alguna vez (o muchas veces) hemos soñado. Y encima tenemos el placer de seguirlo de cerca desde http://kukurustan.blogspot.com/
Esta va por ti Odei, que disfrutes de la experiencia al máximo y no olvides contarnos como te va ...
Un abrazo, SF.

jueves, 30 de septiembre de 2010

¿HORARIO DE VERANO O DE INVIERNO?

Esta semana hemos cambiado de horario de verano al de invierno en el currelo. Poco a poco los días se van acortando y las mañanas se hacen más frías. El 3/2 parece que ya no abriga tanto y los que intentamos rascar una sesioncilla en día laboral tenemos que cambiar de estrategia.



Hasta esta semana con el horario de verano podía entrar hasta más tardar a las 9.30 am. En esta situación mi opción más utilizada ha sido la de meterme nada más amanecer al agua (las sesiones se iban acortando poco a poco, la semana pasada hasta las 7.30 o más tarde no amanecía) y veinte minutos antes de la hora señalada salir pitando para el coche. Como siempre las ventajas de amanecer pronto es la menor presencia de gente y más probabilidades de viento terral, lo malo mucho sueño durante el resto del día.



Hoy me dí el primer bañito de calendario laboral de invierno y la verdad es que es un poco más agobiante, en mi situación particular. Tengo que calzar un baño y todo lo que conlleva en la hora y media (de reloj, o de tarjeta de fichaje para ser más precisos). El proceso es el siguiente. Ficho con la tarjeta la salida, a la vez pongo el cronómetro en mi reloj para saber de cuanto tiempo dispongo. Me dirijo de inmediato al coche a paso rápido. Cruzo los dedos para que los siete semáforos queden fijados en verde, recorro el trayecto en ocho minutos, dos semáforos me traicionaron y mientras paro esperando al cambio de luces, busco la bolsa del almuerzo y me zampo la tortilla de queso de tres bocados. Aparco en el parking de la playa, minuto 10. Me desvisto en un santiamen, me enfundo el traje, saco la tabla, parafina, saco unas monedas y escondo la cartera en la esquina del capó, pago el ticket, cierro puerta, han pasado 15 minutos en total. Corriendo tabla bajo el brazo, atravieso parking, acera y playa. Para cuando remonto la rompiente ya me he puesto en los 23 minutos. Ahora a surfear, pero esta vez con otros cuarenta que también están en la hora de comer, o de vacaciones, o en paro, o tienen trabajos flexibles. Sea lo que sea somos muchos y casi todos apurados de tiempo. Encima el terral a cambiado a térmico y las olas rompen onshore. En 45 cojo 7 u 8 olas, y sin saltar a nadie. Con tantos en el agua era rara la ola que iba con menos de media docena de cabalgadores en sus lomos, todos silbando, dando el ehhh, ehhh de rigor o chisteando al prójimo. Al marcar el paso de una hora mi cronómetro decido ir para dentro. Trote hasta las duchas, subo escaleras, corriendo al coche. Proceso de secado, vestirse a toda pastilla, enfundar tabla y arrancar. 1 hora y 6 minutos. A la vuelta el tráfico es mayor, ingiero una pera entre semáforos. Aparcar y sacar la tarjeta, ficho. 1 hora y 21 minutos. Me ha sobrado tiempo esta vez.

Desde luego que este no es el surf idílico del amanecer, en algún lugar tranquilo de la costa, solo contemplativo en el agua, con toda la mañana por delante al que estoy acostumbradoYa dije en alguna ocasión que huía de las playas de ciudad como la peste, y aquí estoy ahora, surfeando (entre semana) en una de ellas. No se puede tener todo. Me pregunto si me acostumbraré bien a esta dinámica de surf veloz y concurrido o lo mandaré a tomar por culo, me quedaré en la oficina todo el día y elegiré surfear con mis propias condiciones y términos los fines de semana (que por cierto este no viene nada mal).

Como siempre, ya os contaré en próximas entradas.

Buenas olas a tod@s

jueves, 23 de septiembre de 2010

PERSEGUIDO

Perdón por el pequeño parón en las entradas. He estado fuera una semana por trabajo, y aunque lo he intentado no he conseguido quitarme el surf de la cabeza. No ayuda cuando el puerto pesquero en el que tienes que trabajar (Manta) está tocando con una de las mejores playas de surf de Ecuador, conocida como los murcielagos, y ves las líneas marcarse desde la terraza de tu hotel mientras los pelicanos vuelan a ras del agua.
*Está foto no es de la mañana épica sino de otro día, pero es para ilustrar las vistas desde el balcón, para ponerme los dientes largos.
a
a
Menos mal que el swell duro poco y el calentón bajó.
a
a
Pero es que luego me entra el hambre, y ¿Donde acabo? Evidente querido Watson.
a
a
Y después de Ecuador, a Panamá, donde imágenes de arrecife con colores de aqua-azul pastel observadas desde la ventanilla de un avión disparan toda mi imaginación pensando en surfear ese paraíso que atisvo a 8.ooo metros de altura (pinchad).
a
video


Y ya para rematar el viaje, llego al aeropuerto de Bilbao y me encuentro con Fred Patachia y Andy Irons, que iban de camino al Pro France. (Nota aclaratoria: normalmente no suelo llevar bolsos de mujer colgados del hombro, los dos que llevo encima son regalos para mi mujer y para ¡la suegra! y la edición de la foto es en parte para mantener mi anonimato pero principalmente porque para una foto que me saco he salido con una cara de tonto que mejor así tachada).



Pero a lo que iba. El surf me persigue allá a donde vaya. Incluso las pocas veces que intento evitarlo.


Estoy empezando pensar que no fuí yo quien descubrí el surf realmente, sino que quizás fue el surf quién me busco y me encontró.

domingo, 12 de septiembre de 2010

WALK THE WALK, TALK THE TALK


Hoy me he topado con este video de Youtube:

http://www.youtube.com/watch?v=gjUH_9yfvcM

Es de un programa que había en Inglaterra (así que es en English) donde una persona completamente ajena a una profesión/actividad tiene que en un mes prepararse para ver si se la puede meter doblada a alguién que sí es de ese gremio, haciéndose pasar por un colega de profesión. En este episodio un programador informático de Londres con pinta de empollón y que nunca ha surfeado tiene que entrenar duro para aparecer en una competición un mes después y ver si los jueces tragan que es un surfer relativamente experimentado y no un impostor.

Sin querer revelar demasiado del resultado final es reseñable: 1) lo fácil que es pasar por surfer (pintas, jerga,...), 2) lo difícil que es aprender a surfear, 3) como el surf engancha, te abre los ojos y enseña a vivir la vida.

Disfrutad. SF.

sábado, 11 de septiembre de 2010

CUATRO OJOS

En esto del surf, como en muchos otros deportes, la vista es esencial. Ver venir las series de lejos o triangular con puntos de referencia lejanos en tierra para una buena colocación son algunas de las acciones que requieren de un buen sentido visual. Para un"gafoso" como yo, uno busca mitigar algunas de esas carencias oculares como buenamente puede,en una manera similar a la que los ciegos utilizan el resto de los sentidos para paliar sus falta de visión.
a

En mi caso sufro de miopía y estrabismo, los cuales me afectan a la hora de surfear de diferente manera. Ambos por suerte son relativamente leves. La miopía es la que te cuesta enfocar objetos a larga distancia. Diría que aunque no puedo observar con nitidez cristalina el horizonte marino cuando escaneo para ver las series, si que vislumbro las ondulaciones del mar y mi "base de datos" cerebral va aprendiendo a seleccionar las olas que se asoman a lo lejos. Me he dado cuenta que incluso muchas veces (cuando estoy atento y no tengo la cabeza en las nubes) soy el primero o de los primeros en detectar la serie y empezar a remar hacia ella. Pero si ando despistado entonces si que no me como ni una rosca. Eso me imagino les ocurre a los que usamos gafas y a los que tienen vista de Superman también si están en Babia. En este caso, como dice el refrán: si ves las barbas del vecino mojar y a los de al lado hacia el horizonte remar, empieza a mover los brazos rapidito o una serie gorda te vas a jamar. Si se mueven uno o dos es cuestión de juzgarlo por uno mismo, pero si ves a todos los del pico dándole a los brazos cuales remeros de trainera en la regata de la Concha por algo será y lo más acertado normalmente es remar tú también (este consejo es también útil para gente más novata), eso si no quieres comer una tapita de "toñeja de serie con espumita on-top".

Por otra parte tengo lo del estrabismo, que es la desviación del alineamiento de un ojo, un caso extremo es el Dioni (sí, ese, el que robo un furgón y usa un peluquin que canta a todas luces). A estas alturas estaréis pensando que por lo menos soy el jorobado Igor del Jovencito Frankenstein, jeje, no soy el más agraciado digamos pero tampoco es para tanto (de momento no tengo chepa)!



El problema con el estrabismo es que dificulta alinear la mirada de los dos ojos en un mismo punto y afecta adversamente la percepción de la profundidad, y eso si que es una pequeña putada cuando surfeo. Así que cuando tengo que alinearme con objetos en la costa las paso canutas. Imaginaos, estoy en el pico sentado mirando al horizonte giro la cabeza hacia la derecha para cuadrarme. Mi ojo derecho me dice que estoy bien, pero llega la corriente y me descoloca más hacia la derecha. Esta vez para ver el punto de referencia miro sobre mi hombro izquierdo, el ojo izquierdo me dice que otra cosa. Cojones si yo pensaba que estaba medio bien. Empiezo a remar hacia la zona izquierda, me coloco donde creo estoy bien y de repende miro con el ojo derecho. Coño, si pensaba que el pico estaba donde estoy ahora. ¿Pero que ojo tiene razón, donde me pongo? Al final acabo medio loco. Así que para paliar esta carencia, si voy a un surf spot de los habituales suelo fijarme en quien está cogiendo las mejores olas por buena colocación y arrimarme un poco a donde están estos individuos. Ya tengo en el coco una pequeña lista de quien se situa bien en cada playa y si están en el agua son mi punto de referencia. Este surf-consejo sirve también para los novatos. Una advertencia, no lo hagáis demasiado descarado pues se pueden mosquear o hacerte la jugarreta de ir moviéndose para alejarte del pico y cuando viene la serie se recolocan rápidamente y tú te quedas fuera de posición.

Pues ya veis, esas son mis carencias oculares y algunas de las estrategias que uso para minimizar su influencia. ¿Tenéis algún otro truco propio o ajeno por ahí que ayude?

Hasta la próxima. SF.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

ESTO ES LA LECHE

Por favor echadme un cable. ¿Soy sólo yo el que ve un labio de leche semidesnatada a punto de formar un tubazo de nata "pipeliana"? Necesito saber si todavía estoy cuerdo o para mandar directamente al loquero.




¿Estoy atacado por el surf o vosotros también veis algo surfeable en ese líquido blanco? ;-)

domingo, 5 de septiembre de 2010

DESPUNTES OTOÑALES

Primera sesión otoñal el viernes. La realidad supero a la ficción: sol, agua caliente y el previsto metro del Windguru se convirtió en casi dos metros período dieciseis (eso registran al menos las boyas de Bilbao y Santander) en una playa bien orientada a mares del oeste. Entré con el thruster (mi eterno talón de Aquiles) pensando que estaría bien un metrito justo para probarla después de muchos meses de no sacarla de la funda. Debí asomarme a la playa antes de enfundarme el traje y seleccionar tabla. Tras tres olas media hora después y con el mar "in crescendo" a medida que subía la marea, decidí surfear con un poco más de volumen y cogí el bonzer. Fue un acierto.

Mucha menos gente en el agua en que el pasado mes (aunque todavía queda y eso que era día laboral) y series levantándose fuertes y preciosas con esa calidad que sólo un buen período y viento offshore son capaces de producir. También bastante remar, acostumbrado a babillas de medio metro agostero, pasar series de 5 0 6 olas potentes mientras remontas al pico significaba un buen esfuerzo físico, más la corriente que te mueve del pico constantemente.

Que sean todos los esfuerzos así digo yo, para llegar a un pico de olas perfectas y no para picar en una mina. Al final se convirtió en un buen baño, espero que preámbulo de lo que nos ha de traer el mar esta nueva temporada otoño-invierno.
a
Este sábado y domingo me pierdo el resto del swell. Mi mujer tiene que trabajar y yo cuidar de las crías. Bueno, me voy que se acaba de despertar mi hija y me está llamando por que está haciendo "caculillas" (va en serio!), el deber me llama. Disfrutad de las olas por mí.

Un saludo, SF.

lunes, 30 de agosto de 2010

TEORÍA DE LA RELATIVIDAD (DEL SURF)

No me se preocupen, que no voy a enrollarme con aspectos de la física cuántica de Eistein (pues el esfuerzo haría saltar en único fusible medio sano que me queda atornillado en este abollado cerebro). Sin embargo sí quiero hablaros de la teoría de la relatividad que proporcionan las sensaciones del surf, las cuales creo que muchos de nosotros (si no todos) hemos experimentado alguna vez. Aquí van algunos ejemplos:

Distancia: sentado en el pico esperando a la serie parece que estoy a 1000 km de todo cuando en realidad estoy a 50 m de la costa y a 1 m del suelo.

Velocidad: cuando voy subiendo una cuesta en mi furgoneta oxidada a 50 km/h y en tercera parece que voy pisando huevos, mientras que cuando bajo un olón a la mitad de esa velocidad parece que no hay aceleración en el mundo que se le parezca (bueno, únicamente la de mi corazón palpitando a mil por hora).

Longitud: al ver a mi vecino maquinero del tercero (DJ Tiesto) de apenas metro y medio me parece poca cosa y no me da ningún miedo, sin embargo cuando encaro un Mundaka de metro y medio con la marea succionando la arena del cercano fondo las olas me parecen gigantes mutantes y estoy tragando saliva constantemente.

Tiempo: cuando miro al reloj lo que parecen 10 horas en la oficina en realidad sólo ha sido una, mientras que una hora en el agua parecen 10 minutos (y si las olas son muy buenas 5).

Aunque os dije que no iba a hablar de física aquí os dejo la fórmula que acado de encontrar para calcular movimientos rectilíneos uniformes:

D = posición inicial + V·t + 1/2· a· t2

¿Para que sirve esto? ¡En el surf para nada! Y es que con el surf no hay nada de rectilíneo, todo tiene curvas (desde el rocker de la tabla, pasando por la cara de la ola, hasta las líneas que trazamos sobre ellas) y la velocidad no es uniforme sino que acelera y decelera a medida que subimos y bajamos sobre la ola.

¿Cuál es el mensaje de todo esto? Que el surf es principalmente sensación, todo se vuelve relativo porque nuestros sentidos están completamente alterados. Nuestro sistema central nervioso inundado por ríos de dopamina causados por las imágenes que nos entran por la retina. Bueno, lo dejo que me estoy metiendo ya en fisiología y hoy el tema iba de física, jeje! El profesor surfcojonciano se despide hasta la próxima. Buenas olas.

domingo, 29 de agosto de 2010

FIN DE AGOSTO

Mirando al parte de la semana que viene, parece que septiembre trae los primeros mares de dos metros y periodos altos. Atrás queda otro Agosto, que para muchos de nosotros significa la vuelta al trabajo y surf el fin de semana y puentes.

Agosto también deja estampas clásicas que se repiten todos los veranos en algunas playas del cantábrico con olas de medio metro despeinadas por el viento térmico. La "fauna y flora surfística" se multiplica. Cientos de aprendices brotan cual flor con el calor del verano. Los que hibernan en invierno salen de sus madrigueras. Mientras que otras especies no autóctonas migran a estas aguas más calientes y productivas.
a
Las sesiones de invierno con guantes, gorro y escarpines en las que estás solo en el agua a cualquier hora desaparecen. Ni madrugando encuentra uno un baño tranquilo, para las 8 a.m. ya están 30 y si te metes a la tarde ni te cuento. Los aprendices flotan cual manada de medusas dejándose llevar por la corriente o intentando remar la ola que tú pillas pensando lógicamente que esa debe ser buena si otro va de pie en ella. Entre medio un grupo de migradores alemanes reconocibles por su eterno pelo rubio albino y sin neopreno porque no aguantan este calor. Detrás un grupo de italianos, identificables por su pinta de guaperas tipo anuncio Martini y con trajes y tablas de marca último modelo.
a
Finalmente viejos generales en sus tablas de doce pies que salen del retiro invernal para darse cuenta que cada año que pasa y cada chuletón engullido en la sociedad y remojado en nectar de uva aunque aumente su calidad de vida también merma sus en otra época envidiables dotes acuáticas.

Las conversaciones en el agua también son para grabar. Un chaval novato flotando en la tabla con la cremallera del traje completamente abierta (esta es verídica la oí el otro día) e inundado de agua diciéndole a su amigo que se había meado y como el pis se le había quedado atrapado decidió abrir el traje para achicar los 100 ml de orín (y ganar 6 litros de agua de paso!). Justo al momento se oyen gritos de socorro, vienen de dos jóvenes aprendices a los que les saca la corriente y la gente les grita que naden en perpendicular y no en contra de la corriente. Menos mal que no hay ni medio metro y consiguen llegar al pico tras un buen rato pataleando.

Me imagino las conversaciones de los italianos en el agua."Mira Albano tre quarti di metri y sin mare di vienti ... ahhgg, me acabo de corrierre in il aqua" o "atenzione Gianluca un metri perioto doche, esto se poni serioni, voy a sacare il casco por si las mosquis... ohh, pero no puedi, arrunaria il mio perfecti peinato".

¿Qué sería del surf sin estos momentos de verano? Pronto comenzará el surf de otoño y habrá que esperar otro año para escuchar y ver de nuevo estas escenas.

lunes, 23 de agosto de 2010

TRAJES DE CHURRA MERINA

Eso es lo que ofrecen los trajes de neopreno de Patagonia. Además de un buen número de avances tecnológicos es sus trajes esta marca incorpora una capa de lana de oveja merina para mejorar la insulación térmica en esos días fríos de invierno. La primera vez que lo leí me parecío una gran idea y he andado buscando algún traje de churra merina de Patagonia por varios puntos del norte de la península sin ningún resultado. Parece que esta marca de renombre mundial no ha tenido mucha aceptación en España.





El sábado por la mañana dando un paseo por una playa del litoral cantábrico caí en la cuenta del porque del fracaso de los trajes especializados de neopreno de Patagonia por nuestras tierras.



Esa capa extra de pelo ovejil seguro que le va de perlas a los rubios y esbeltos californianos barbilampiños; pero nosotros, la subespecie del "machus ibericus" tenemos una buena capa subcutanea de material graso (ganado desde niños a base de bocatas de embutidos tradicionales varios y cocidos de la abuela) y poseemos un tejido de vello corporal que es la envidia del reino animal.

Y digo yo, si Ivon Chouinard (creador de Patagonia) se diese un paseito por nuestras playas quizás eligiría en vez de lana una buen matojo de pelamen ibérico gama "Alfredo Landa made in Spain" como material insulante de última generación en sus trajes de surf. Tiempo al tiempo!!!

martes, 17 de agosto de 2010

ME CAGON LA MOTHER-IN-LAW

Como ya anuncié en fechas pasadas mi suegra "anti-surf" había amenazado con hacer un cursillo ,como dice ella, de "internes". Bueno pues ya se ha puesto manos a la obra. Aquí está la prueba*.
a
Estoy pensando en cerrar el chiringuito antes de que me caze la muy bruja, o al menos borrar todas las entradas sobre ella y escribir un artículo nuevo titulado "mi suegra es encantadora" (de serpientes). ¿Qué puedo hacer? ¡Como me pille estoy jodido!
a
*NOTA ACLARATORIA: Para el que no lo haya deducido ya, esta es una entrada de coña. La de la foto no es mi suegra, ni anda pululando por internes (de momento). Como pone a la derecha de las entradas en De que va surflexiones? aviso que no os toméis demasiado en serio todo lo que leais aquí, y este es un claro ejemplo. La entrada de La suegra y el surf si que fue cierta, pero no esta. Y sí, si no fuese por ella no tendría la mujer que tengo, eso debo agradecerselo, y ya dije que nos llevamos medianamente bien, aunque hay días que ....

sábado, 14 de agosto de 2010

MONAZO

Por circunstancias varias sólo me he metido al agua un par de veces en el último mes y tengo un mono de olas que no veas. Y no me refiero a un monillo pasajero.




¡¡¡ Hablo de monazo de verdad!!!
a



Qué ganas tengo ya de que llegue el otoño con los vientos del sur y unos swells en condiciones. Por mi agosto que se lo queden Georgi Dann y los veraneantes guiris con sus pints de cerveza, sangría y piel roja cigala.
a

Que se quite el verano y sus semanas de "platazo" ante unos mares consistentes de septiembre y octubre alineados por el viento terral, con periodo 15 y series de metro y medio rompiendo con potencia en alguna playa del mar cantábrico. Argggg.... que muerdo. Ya estoy empezando a tachar con X los días en el calendario, empieza la cuenta atrás ...
a

jueves, 12 de agosto de 2010

5 HISTORIAS DE VERANO

O debería decir Five Summer Stories. Esta es la película que ví ayer, un film de principios de los 70, poco después de la "shortboard" revolution y en la era de la experimentación tanto surfística como en otros aspectos (arte, drogas y música) al menos en los países angloparlantes como Australia y los USA. Por aquí andabamos al final del régimen de Franco y creo que por aquel entonces la única experimentación que hacían mis padres era la de como plantar mi semillita o no.
a


Mucho tiempo a transcurrido desde entonces (o al menos a mi me lo parece) y la película aunque todavía relevante en cuanto al surfing y algunas de sus historias, deja claramente entrever grandes diferencias tanto en diseño de tablas como en forma de surfear en esa época y la actual. En mi opinión (y solo es eso, una opinión de un surfista pardillo) exceptuando son muy pocos en esta filmación como Gerry Lopez, Shaun Tomson (surfeando el tubo) y sobre todo las mujeres incluyendo a Lynn Boyer y Margo Oberg los que superan la criba de surfear con estilo agragable a la vista. El surf de estas feminas aparece mucho más estilizado y elegante que los momivientos más agresivos y erráticos de por ejemplo Terry Fitzgerald o Jeff Hackman (ojo, no estoy hablando de habilidad, que es indubable en todos esos surfistas, sino surf bonito o no, a mi gusto claro). Me pregunto si pensarán lo mismo los surfistas del futuro que vean en video el surf de hoy con Kelly y co. dentro de 30 años y también si el estilo que todo el mundo intenta emular de las estrellas del WCT les parecerá tan poco agraciado como yo percibo algunos de los estilos de épocas pasadas. Muchas de mis percepciones están marcadas por el surf que vemos en los videos y fotos de nuestra época.


a

También comentar que aparece un capítulo de skate. Las pintas son auténticas y los skates que utilizan parecen de juguete infantil, una verdadera proeza de equilibrio y determinación ejecutar los trucos y velocidad que alcanzan con esas cascarrias, eso sí muy molones algunos, con tablas no de madera sino de plástico semitraslúcido de colorines. Habrá que volver a retomar algunas de las disciplinas que practicaban como el salto de altura (no por encima con un ollie, sino saltando sobre gente o coches para luego conectar y volver a caer sobre la tabla) y el slalom a toda pastilla cuesta abajo!!!

Por último, también hay cosas que no parecen haber cambiado demasiado. Esto es especialmente visible durante la historia que narra el campeonato de Huntington Beach. Sí ese que acaba de ganar Brett Simpson, el US Open de hace unos días. También por aquel entonces había miles de personas en la playa tomando el sol, bebiendo y viendo el campeonato. Pues bueno, sale hablando un tal Chuck Dent (local de esa playa) contando más o menos como la playa queda llena de basura tras finalizar la competición, y como gente y compañías que no se preocupan del surfer de a pie explota y comercializa el deporte aprovechando el gancho del surf para vender productos y atraer a un montón de "paletos" ("rednecks" dice él). El hombre acaba a lágrima soltando un "que nos dejen en paz, han (las compañias y organizadores de campeonatos) destrozado completamente el surf!". No se si es para tanto, pero algo de cierto hay en ello ¿O no? Vosotros diréis.

En fin, que aunque hallán pasado casi 40 años desde que salío Five Surf Movies es una peli que se deja ver, recomendable por mostrarnos esos inicios de la revolución del surf de tabla corta y abrir los ojos a como ha evolucionado desde entonces hasta hoy, y me pregunto hacia donde vamos. Pero también creo que aunque cambien muchas cosas (equipamiento, estilos, etc) en el surf, siempre quedará ese estado de euforia tras una buena ola, una constante a través de los tiempos que es la que enganchaba a Duke antes de ayer, a Gerry Lopez ayer, a ti y a mi hoy, y puede que a nuestros tataranietos algún día.

martes, 10 de agosto de 2010

DEMASIADO BUENOS

Hace un par de sábados acabé metiéndome en un spot de esos superconcurridos en verano. Las olas estaban bien, quizás un metro y ordenado. Estabamos bastantes, puede que unos 50, en el pico. En cabeza una decena de locales, que andaban más o menos bien y cogían casi todo. En segunda línea de contención andaba yo y la mayoría. Y los más aprendices abiertos hacia el final del brazo de la ola.

Mencionar antes que nada que esta playa es una con mucha historia longboardera, que es una madre de ola, buena pero fácil, con escuelas y aprendices por todos lados y desde luego para surfistas de nivel puede que les parezca demasiado floja. Bueno a lo que iba. Justo a mi lado se aposentaron dos figuras que no dejaban de poner cara de tipos duros a todos los presentes. En una de estas a mi me rompió casi en la cabeza una ola e hice el pato pero ya me pilló el labio casi encima. Aguanté la tabla y pasé por debajo, pero me arrastró un poco hacia atrás. Al aflorar a la superficie tenía a uno de los "máquinas" casi detrás, y aunque no le toqué para nada, me disculpé por cortesía a lo que simplemente recibí una mirada de chuloputas Charles Bronson de esas de enmarcar. Al poco le oigo decirle a su amigo, es que estos no saben ni hacer el pato (puntualizar, que si fuera un surfista tan experimentado jamás se pondría a hacer la cuchara justo detrás de otro, y mucho menos cuando no sabe ni como surfea la otra persona). Al cabo de un rato de no coger ni una ola los tíos, salta el otro "es que con esas tablas ...". Y yo preguntándome, ¿Pero estos tíos no se han dado cuenta que están en una ola fofona de verano, qué andan con esas tablas papelillo de fumar si casi ni te lleva la ola aquí?¿Porqué no se van a dar el coñazo a Liencres, el Brusco, Mundaka o Meñakoz si son tan buenos y dejan de mezclarse con la plebe?
a
Después de media hora me dí cuenta de porque, cuando uno de los "pseudo-pros" de los cojones estos cogieron una ola por fin, casi ni la consigue bajar y con un estilo que haría retorcerse en la tumba a sus antepasados clava consecuentemente el canto en el primer bottom turn y se da de bruces contra la ola. Todo pintas pero nada de surfing. Una plaga cada vez más extendida. Mucho sacar pecho y cruzar los pies mientras reman, mucha tabla de Mick Fanning y Dane Reynolds (ehh por cierto, que esto no es para criticar como y con que surfea cada uno, allá cada cual), pero que no vayan de figurines, con miradas despectivas y de ser más que todos, sobre todo cuando no saben ni como empezar a surfear medianamente bien la tabla que llevan bajo los pies ... y encima en olas facilonas!!! Arriba el pueblo y abajo los falsos tiranos es lo que digo yo!!!

sábado, 7 de agosto de 2010

LAS AVENTURAS DE KEPA

Hace poco entré el el blog de Kepa Acero para ver como iba el proyecto de 5 olas 5 continentes y la verdad es que el blog no tiene desperdicio. Esta ver la ola a conquistar estaba en Indonesia y era One Palm Point, una ola espectacular, de belleza sin igual pero con un arrecife de coral afilado asomando a ras del agua.

Os dejo un extracto que me encantó de Kepa contando la que ha sido posiblemente la mejor ola de su vida (pena que perdiera la cámara ese día contra el reef para documentarla) y un vídeo de surf grabado unos días después.

"Mientras remonto observo estas olas pasar. perfectas… y no hay nadie. Lo único es que las olas ruedan muy cerca del coral. Demasiado cerca. Antes de llegar al pico veo que me llega esta serie de mas de dos metros, y me doy la vuelta sin dudar. La bajo y atravieso la primera sección de unos 50 metros por dentro sin problemas. Ahora llego a la sección crítica…donde Sancho me dijo que se destrozó la espalda. Es fácil de identificar. Llego a una sección de turbulencias y decido seguir hasta donde pueda. Recorro unos cincuenta metros pegado al coral. No cubre nada.Tengo la impresión de que en cualquier momento voy a perder las quillas. Ahora la linea se vuelve a limpiar y llego a la tercera sección.Acelero y entro en un tubo perfecto, seco , duro…no cubre nada y la ola va por debajo del nivel del agua. Es un agujero en el océano. No puede ser mas perfecta. Tengo tiempo a respirar dentro del tubo y a observarlo todo. Voy en una rosca perfecta, metido hasta dentro, segundos...la autopista hacia el cielo… ahí dentro uno no piensa en nada. Parece que voy a salir , pero me cae otra losa. La ola sopla. Y salgo. Puede que haya sido mejor ola de mi vida. Estoy histérico. Me salgo de la ola y puedo ver las olas vacías rodar perfectas desde el comienzo. Estoy a unos 600 metros de donde la he cogido".

(http://www.fivewavessurf.com/search?updated-max=2010-07-15T11%3A00%3A00-07%3A00&max-results=7 para leer el resto de esta entrada)


video

Siguiente parada las izquierdas del desierto australiano.

jueves, 5 de agosto de 2010

CAPRICHOS PASAJEROS

Esta última semana he andado de antojo, cual embarazada capaz de ir andando tres kilómetros a las cuatro de la mañana (o mandar al marido) a la gasolinera 24 horas para comprar una caja de donettes de chocolate, yo he andado cachondísimo por coger una tabla.

Todo comenzó al ver la tabla mientras andaba mirando en una tienda de surf. La tabla es una JS modelo Occy con bastante volumen para ser tabla trifin no “alternativa” y que hace tiempo le había echado el ojo. Aquí se unieron dos factores para avivar mi llama surf-consumista. Uno, ya dije hace tiempo que quería intentar dejar de surfear tanto con tablas tochas tipo “retro” (…pero es que son tan cómodas y divertidas!!=) y empezar a usar mi JS (modelo Kw300) que es más viva y maniobrable y me ayudaría (a costa de algo más de esfuerzo y posiblemente frustración) mejorar mi surfing. Así que por una parte tener una nueva tabla trifin pensé me motivaría más a usar una tabla de ese tipo. Por otra parte está el marketing, el subconsciente, los mensajes subliminales. Ese superequipazo de JS con mis surfers favoritos (Occy, AI, Parko, Luke Egan, Jordy, Bruce Irons) y quizás soñar que un goofy como yo surfearía como Occy en Jeffreys Bay o Bells Beach con su tabla… será una crisis de la mediana edad de esas que dicen sufrimos los hombres al acercarnos peligrosamente a los 40. Comprando tablitas de pro, el último traje de neopreno marca x que luce Jordy Smith y viendo vídeos de Dane Reynolds haciendo trucos que sólo él y cuatro bendecidos son capaces de ejecutar.
a


La semana pasada fue mi cumple y la mujer me preguntó si quería algún regalo en particular. Le mostré la página web donde se vendía la tabla y le mostré el botón de compra diciéndole “si no se te ocurre otra cosa puedes pinchar en ese botón”. Pero no cayó en el viejo truco.

Ha pasado una semana desde el calentón y ya ha menguado la erección trifinera. Pensando un poco más en frío creo que con las 6 tablas que tengo ya me es más que suficiente. También me planteé que tabla vendería para financiar una nueva. En el pasado me he desprendido de tablas sin ninguna pena pues no eran mi tipo. Pero estoy muy contento con las tablas que tengo ahora y cada una de ellas me va bien en ciertas condiciones, así que no quiero deshacerme de ellas. Además que la trifin que tengo es bastante parecida en medidas al modelo Occy que quería, así que si quiero empezar a surfear tablas más convencionales no tengo más que sacar esa de la funda. A ver si me pongo las pilas y este otoño le doy buen uso. Ya os contaré los progresos.

Hasta pronto.

martes, 27 de julio de 2010

DOS RANITAS

Tengo dos ranas, o dos peces, o quizás dos sirenas por hijas. Cuando voy a la playa con la familia paso todo el día en el agua. Pero no porque sea un surfista egocéntrico (dos palabras que frecuentemente van de la mano) que está surfeando todo el santo tiempo. ¡Qué va! Si para cuando acabo mi sesión de surf matutina es justo la hora de desayunar y después de poner bañadores, cremas y toallas es cuando empieza verdaderamente mi sesión acuática, que más o menos durará hasta la hora de comer y que se repetirá tras la siesta!


Nada más pisar la playa ya están que quieren darse un chapuzón. Les pongo los trajes de neopreno (no quiero que me cojan una pulmonía con todo el tiempo que pasan metidas en el mar) y venga, al agua patos. Jugamos entre las olas y no paran de jugar y chapotear y saltar y coger olas y de reír.

Y algo me dice que entrar al mar y jugar con las olas (y ¿Qué es el surf sino eso?) tiene que ser bueno si a unas almas inocentes y puras como las de dos niñas les llena de tanta alegría.

domingo, 18 de julio de 2010

ME CAGO EN LAS PINÁCEAS

O más bien debería decir no me cago en los pinos.



Ya saliendo de la furgoneta poniéndome el neopreno con los primeros rayos del sol, tras haber trasnochado con la familia, noté que algo se avecinaba, pero intenté ignorar lo inevitable. Magno error. Me pongo el traje e inicio el camino hacia el pico, que está a unos diez minutos del parking. A medio camino noto un retorcijón de tripas, actuo como si no existiese. Tres minutos después el sistema digestivo está en estado de DEFCON 2, tirando hacía 1 (estado de ataque grave e inminente) y yo mucho más lejos del parking. Soy evacuador mañanero pero normalmente no del alba sino algo más tardío (post-desayuno 9-10 am), pero esta vez el reloj corporal me ha traicionado vilmente.

Ando dos minutos más, ya con pausas para entrecruzar las piernas hasta llegar al pico, disimulando lo mejor que puedo pues aunque soy el primer surfer a pie de playa hay un pescador en la orilla mirándome raro. Las necesidades aprietan, no llevo kleenex ni rollo de papel, únicamente una tabla bajo el brazo, así que en esta situación crítica trazo un plan alternativo a la desesperada. Paro junto a una papelera en la playa, buscando el Marca o algún periódico del día anterior, nada, maldición. ¿Qué hago? Justo encima del pico hay unas dunas escarpadas y en lo alto abundante vegetación y árboles, plan B.

Subo las dunas sin separar mucho los muslos y con inspiraciones profundas (sólo me falta la epidural). Hago un parón de un minuto al alcanzar la cima, he llegado, ya he pasado lo peor, ahora podré aliviarme en plena naturaleza pienso. Cuando comienzo a caminar busco hojas amplias y frondosas, pero no encuentro más que hierba, zarzas y pinos, muchos pinos. Mecagoento lo que se menea. ¿Quién sería el HP que introdujo el monocultivo del Pinus silvestris y todos sus sucedáneos a la península? ¿Donde están esas especies autóctonas perennes de hojas generosas y suaves como el chopo, el plátano, arce o el álamo cuando uno los necesita? Puñeteros pinos, abetos y demás árboles de navidad con hojas que parecen agujas de coser!

Saltando a trompicones bajo las dunas y con sudores, saltitos, numerosas paradiñas, lágrimas y repitiendo el mantra "tú puedes, ya queda poco" alcanzo tras quince minutos interminables el baño público del parking. Salvado por los pelos, que no por los jodidos pinos y sus mil y un alfileres verdes!

Por lo menos al genial y excéntrico Derek Hynd se le ha ocurrido buscarle algún uso a las hojas de pino. Como se le va la olla al amigo! Menos mal que se dedicó al periodismo surfístico y no a la reparación de toques de tablas porque hubiese pasado muchas penurias.


video

lunes, 12 de julio de 2010

EL TUBO ES MUY PELIGROSO HIJO

Ya me lo dijo mi madre y después de leer en el blog de Surf30 lo del cacho tajo que se ha hecho Joel Parkinson en el talón con su propia quilla dentro del tubo, le doy la razón y ¡Por una vez en la vida me alegro de no haberme inflado a tubos! ¡Desde ahora no pienso siquiera ni asomarme a uno, por si las moscas! jeje.
a
a

Hoy viendo My Eyes Won´t Dry II por primera vez mientras corría en la bici elíptica (esa sí que no tiene ningún peligro, si acaso para las articulaciones por el movimiento tan repetitivo y para el cerebro por lo tedioso que resulta) y también se ve como Brian Conley se da un tajo de película de terror (por lo sanguinolento) que le cruza toda la zona del gemelo, también causado por un tubo cerrón. Aunque he de decir que Conley no me cae muy "pa allá" (no me pregunteis porque, puede que sea porque saca varias primeras tomas de la bandera americana en su primer video así sin venir a cuento y con un acentazo guay de "hey bro" total, pero podría estar completamente equivocado y será el tío más majo del mundo) al rey hay que darle lo que es del rey y creo que ha hecho un estudio del tubo en su serie de My Eyes Won´t Dry que supera hasta al gran pionero George Greenough. Podies pasar por Surfmovies.org si no la habeis visto.
a


Así que ya sabeis amigos y amigas, si no quereis correr el riesgo de comer bocata de arena, roca o arrecife de coral para merendar o amputaros una extremidad con una quilla, pero sí tener visiones alucinantes desde dentro del tubo, poneos un video del susodicho Conley, sacad una cervecita del frigo y recostaos en el sofa. Así vuestra madre estará más tranquila y el pico menos abarrotado con inconscientes temerarios que no saben que se están jugando el tipo cada vez que ahueca una ola! ;)