viernes, 29 de enero de 2010

QUILLAS

El otro día leyendo una revista de surf en la que entrevistaban a varios shapers la mayoría insistía en las quillas como aspecto más importante del diseño de una tabla de surf. Curioso, cuando todos nos preocupamos tanto de si los concavos, el canto, rocker, volumen y demás elementos de la tabla y casi todos los thrusters (influencia de Simon Anderson) nos los dan con la típica quilla FCS con forma de aleta de "delfín" (herencia de George Greenough) de tamaño estandar 4.5, y casi ni nos fijamos ni en su posición ni orientación, lo damos por sentado (por lo menos yo) que es lo que funciona.


Aquí va más o menos lo poco que yo sé (o creo entender, corregidme si me equivoco) sobre quillas. Casi todos los conocimientos sacados de un buen librillo/cuaderno escrito por el shaper Ian Johnson titulado Surfboard Design + Construction. Este shaper dice que " las quillas son una de los aspectos de la construcción de tablas más infravalorado" y que "un simple cambio de quillas puede hacer que una tabla que patine que agarre perfectamente o una que sea dificil de girar se vuelva muy maniobrable". La elección de "herramienta" es casi ilimitada (y eso que aún quedan todavía muchas más formas/diseños por descubrir...)



Varios vocablos:


Longitud (o depth) - distancia de la base a la punta tiene que ver con control, sujetarte en la ola. Las quillas más cortas agarran menos porque se salen antes del agua pero también producen menos arrastre, menos fricción.

Curvatura (o rake) - cuanto sobresale la punta hacia atrás. Cuanto más atrás más largo el giro, mientras las quillas más "rectas" pivotan mejor en distancias cortas.
Base - es la parte de la quilla que está en contacto con la tabla. Cuanto más larga sea la base más empuje y más amplia la línea del giro.

Los single fins vienen anclados en un cajetín en el que si se desliza la quilla hacia delante se gana agarre y si se mueve hacia atrás más velocidad (creo que es así).
Las quillas de los twinfins y las laterales de los thrusters suelen estar orientadas en un ángulo superior a 95 grados y orientadas aunque sea levemente hacia la punta de la tabla. Uno de los aspectos que menos entiendo es como afecta la posición de las quillas entre si a la forma que funciona una tabla (un thruster por ejemplo). En el anteriormente mencionado manual en la página 23, punto 8, titulada fin positions el amigo Johnson que en el resto del libro da se muestra espléndido dando muchos detalles sobre el resto de variables dice que de este tema "nanai" ("I am not going to give away all my secrets"), pero que 1/4 de pulgada cambia radicalmente la forma de surfear una tabla.


Aunque no he probado un quad si que tengo el resto tablas con los tipos de combinaciones de quillas más convencionales (single fin, bonzer, twinfin y thruster). Desde luego que noto claras diferencias entre los distintos tipos de quillas pero puede ser también por otros cambios en esas tablas (volumen, rocker, concavos, railes, etc). Por experiencia personal diría (siempre hablando desde mis limitaciones técnico-surfísticas) que con el single fin y bonzer(con una quilla bastante grande) me agarra bien en paredes empinadas pero al trazar los giros estos son más amplios, necesito más ola para hacer un buen giro. El twinfin es más vivo, una sensación de estar menos anclado y que patina si intentas hacer un giro demasiado rápido. Los thrusters son una sensación intermedia, agarran pero dejan maniobrar más fácilmente (iba a decir radicalmente, pero eso sería una exageración de mis maniobras surfísticas), aunque varía porque por ejemplo el pinchin que tengo (6'10'' Simon Anderson) con quillas algo mayores (5.0 creo) y un pintail acentuado agarra en olas potentes como nunca había sentido antes, mientras que la de olas normales (square tail, quillas 4.5) no da ese control cuando se pone grande.



Bueno no he tocado temas de materiales (plástico, carbono, etc) o si están ancladas con sistemas fijos (con fibra de vidrio, los pros WCT suelen decir que son lo mejor) o son removibles (Lockbox, FCS... mirad Kelly, Hobgoods). Eso para otro día. Habeis experimentado con diferentes quillas (en una misma tabla)? Cuales preferis? Alguién me explica lo de las posiciones de las quillas en el thruster? Los alaias no tiene quillas y funcionan no? Realmente es tan importante la forma o posición de las quillas? El foro queda abierto.

jueves, 28 de enero de 2010

HUMOR SURFERO

En estos tiempos que corren donde las multinacionales del surf dominan la información mediática y nos atiborran de videos de tíos máquinas y competición; a veces es bueno dar un paso atrás y dejar de tomarse todo esto tan en serio y enfatizar el espíritu del surf que no es otro que el de la diversión.

Aquí van un par de videos de humor cosecha nacional. El primero de Jim-Box y su "musa" Henry Felgueroso (pasad por http://www.jim-box.com/ y vereis cortos muy buenos de surf y otros)

video


Y una de Bruce Brown a la "asturiana" desde http://quepasasurfers.blogspot.com/


video

Disfrutad.

domingo, 24 de enero de 2010

GEOMETRIA Y ARITMETICA

Hace ya tiempo que dejé las matemáticas en el colegio, con gran alivio porque nunca se me dieron muy bien las raices cuadradas y los polinomios. Muchos años después me encuentro que cada vez que vienen olas tengo que hacer los deberes la noche anterior con cálculos y estimaciones para seleccionar la playa que mejor crea va a romper.





Primero la geometría, espacial en este caso, imaginando los vectores a tener en cuenta que incluyen la orientación de la playa, el origen de la marejada y la dirección del viento. Luego la aritmética con los cálculos del tamaño de las olas, el periodo del swell, el punto de marea. Encima estos elementos no son estáticos, sino que cambian en el tiempo (el viento puede estar rolando de una dirección a otra, la marea cambiando de subida a bajando, el swell en ascenso o descenso). Y para mas inri, tras hacer todas las cuentas las respuestas pueden ser múltiples, con varias rompientes que son adecuadas a esas variables y uno tiene que añadir nuevos parámetros a la ecuación. Que si cual es la condición presente de los fondos, como son de fuertes las corrientes, cuanto se adecua a mi nivel a la ola, cuanta gente suele entrar, a cuanto me pilla de casa, que tabla funciona mejor allí, etc, etc. Así que muchas veces con tantas variables uno acabe tropezando en alguno de los largos pasos de la ecuación y acabe en la playa X, que estuvo bien pero no era la óptima mientras su amigote estuvo en playa Y que estuvo espectacular y el otro colega en playa Z donde se dio el mejor baño de su vida!


Me pregunto como les hubiese ido a grandes mentes matemáticas como Arquímedes, Pitágoras y Gauss si hubiesen surfeado ? Serían capaces de crear un teorema para dar siempre en el clavo con la playa idonea? Permitidme que lo dude.


* Eso mismo que está pensando Arquímedes es lo que me gustaría saber con el parte de esta semana, y es que a veces la respuesta también puede ser única, cero.

jueves, 21 de enero de 2010

SEMANA DE CASTAÑAS

La semana pasada por las razones que sean (principalmente mala elección a la hora de escoger un spot) me metí tres veces y cogí tres "castañas" monumentales seguidas, mientras que en otros lugares hubo buenas olas. Hace tiempo que no me pegaba una columpiada de esas. Menos mal que hoy se ha roto la racha y unas olas bellísimas me han hecho olvidar el frío con cerrotes sufrido en las últimas jornadas.

Amanecer precioso, tres en el agua (uno de ellos mi amigo y otro un chaval muy majete) durante más de dos horas, la serie se hacía de rogar pero cuando entraba era una ola de metro a metro y medio de foto de guía del Stormrider, animandonos el uno al otro "dale, dale que esa es muy buena"nos turnabamos para surfear larguísimasss olas verde cristalino que abrían hasta la orilla... que decir, una gozada.


La semana pasada aunque bastante sufrida creo que sirvió para estar hoy en forma (sobre todo tras el parón en el pobre mes de diciembre) y fallar pocas de esas olas de serie tan codiciadas. Mañana y pasado siguen las buenas condiciones. Espero que os cuadre un buen baño, y si por lo que sea errais con la selección de playa, no os desespereis, al menos será un buen entrenamiento para uno de esos días mágicos.

martes, 19 de enero de 2010

QUIERO SER GATO

Para ver tanto de día como de noche. Os habéis preguntado alguna vez cuantas olas perfectas se "pierden" contra la arena sin el placer de haber llevado a un surfer emocionadísimo sobre sus brazos o en dentro de ella? Esos picos del swell que llegan a nuestras costas a las 3 am para luego al amanecer ir disipándose. Ese viento flojo nocturno que a medida que empieza el día se enrabieta.

Sólo me a ocurrido una vez (de día claro) el poder sentarme en el pico en un día perfecto, yo sólo toda la sesión eligiendo a dedo la mejor ola de las series que no paraban de entrar. Si fuese gato podría pasarme esto casi cada semana. Entrar en Mundaka/JBay/Uluwatu u otros parajes megamasificados y decir esta olaza... va no, que todavía quedan tres, esta tampoco que estoy algo fuera de posición, ah sí esta sí, que tiene pinta de entubar de cine.


Me pregunto porque el Magicseaweed o el Windguru se salta directamente las predicciones en horas nocturnas, solía pensar que era porque a nadie le importaban ya que no iban a entrar, pero quizás sea para no ponernos los dientes largos y salivando sobre el ordenador. Me pregunto también, si hay surferos que se meten de noche amenudo. Todos hemos visto alguna foto con flashes de surfers pros californianos dándose alguna sesión con tres ayudantes de cámara iluminando la noche. Esos son días puntuales, me refiero a algún surfer, igual algún ex-marine zumbado con su equipo de infrarojos, linternas especiales y entrenamiento de primeros auxilios (por si se tiene que autosocorrer, uno de los inconvenientes de surfear de noche!). No soy el primero que lo piensa, acabo de leer en el foro de Surfer un montón de gente contando como se meten de noche, casi como una subcultura de "vampiros surfísticos" que salen cada ocaso. Usarán los ayuntamientos grandes focos para iluminar sus rompientes y atraer surf-turismo nocturno a sus costas en el futuro? Quizás sea la próxima estrategia de inversión para promocionar el deporte en el nuevo Plan de Competitividad del Producto Turístico Surf en Ribamontán al mar (osease Somo).

Aunque he surfeado alguna vez de noche con luna llena en días peques, tengo clarísimo que en días medianos o grandes ni se me ocurriría, aunque fuese por la noble causa de la desmasificación, incluso con focos me daría bastante cosa. Así que a menos que los yankis o japoneses saquen al mercado un transplante de ojos de felino, de noche en la cama y al salir la luz del sol, entonces sí, al agua.

lunes, 18 de enero de 2010

ILUSIONES OPTICAS

Siempre me pasa en este spot cuando hay algo de tamaño, es un lugar que filtra muy bien el mar y lo ordena en series bien marcadas que ves galopando hacía tí, rompiendo contra unas grandes rocas que te avisan con tiempo de que llega. No se vosotros, pero surfísticamente hablando una de las cosas que me ponen más "cachondo" es eso, una serie de tiralíneas de metro pasado preciosa de cuatro o cinco olas que vienen hacía tí. Pero este spot tiene un pequeño inconveniente, y es que el noventa por ciento de las olas (por no decir TODAS) son unos tremendos cerrotes. Siempre la misma ilusión óptica y la experiencia te dice que no deberías entrar pero bien porque hay pocas alternativas con esas condiciones y marea o bien porque las series tan perfectas de lejos te hipnotizan cual sirena, acabo metiéndome esperanzado de que alguna abra, pero nunca pasa y juro y perjuro no volver allá, y al cabo de unos meses se me olvida y vuelvo a caer.




Remas una ola de serie que parece pluscuamperfecta hasta justo el ultimísimo segundo antes de romper cuando de repente se convierte en una mutante barra cerrona traicionera con una fuerza que te aplasta contra el fondo. Me hace sentir un poco como un pez persiguiendo un atractivo anzuelo de esos de pesca de mosca, con mil tirillas de colores al que el salmón no se puede resistir y se tira de cabeza, para en el instante final piense "mierda, si esto es plástico, lo sabía..."



Esas olas de serie de foto a lo Jeffrys Bay que luego se desmoronan son un bajón de moral como un trozo de tarta que te hace salivar hasta que le hincas el diente y resulta que tiene tres meses y te dejas dos piños al catarlo. Una decepción óptica como unos pechos abultados que parecen perfectos pero que una vez pierden el soporte del sujetador caen como dos "baguettes" en tandem con los pezones haciendo puenting hasta el suelo!




Bueno gente, coged buenas olas pero ya sabeis, que sus curvas esten bien puestas y sobre todo firmes.

domingo, 17 de enero de 2010

MADRUGAR

Esta semana he traicionado una de mis máximas surfísticas, no he madrugado como suelo hacer en el 90% de las ocasiones y lo he pagado con dos baños guarretes. Un poco porque no cuadraba la marea con la playa a la que quería ir y un mucho pereza con la semana de frío que había hecho y meterme a las 8 am com el agua congelada he acabado por meterme por la tarde en vez de prontito y los vientos ya habían empezado a rolar para entonces y a descuajeringar un swell que ya de por si era de una calidad mediocre. Normalmente selecciono mi baño en relación a la marea de alguna ola que rompa bien al amanecer para meterme con los primeros rayos de sol.




Desde algún día en verano que no había salido de casa de día para ir a surfear. Ya la primera ventaja de surfear pronto es que no hay nadie en la carretera, ningún atasco que te haga llegar tarde al punto de marea. Segundo, si hay cambio de planes porque no estaba como pensabas tienes margen de reacción si hay que moverse a otra playa o esperar a que cambie la marea, eso no pasa si te metes a la tarde y solo te queda hora y media de luz. Tercero, y muy importante, el número de surferos a las 8 de la mañana (en invierno, en verano 6-7 am) es muchísimo menor que de las 10 en adelante, la relación olas por persona es bastante superior. Cuarto, a primera hora los vientos suelen ser más suaves y muchas veces con un componente terral, tienes más probabilidades de encontrar un mar ordenado y menos de cagarla. Quinto, si te pegas una sesioncilla tempranera luego tienes todo el día para hacer lo que quieras, quedas bien con la familia, aprovechas el resto de la jornada y encima si te puedes hechar después de comer un rato a la cama con los ojitos todavía rojillos de haber pillado un buen puñado de olas la siesta te sabe teta.




Lo tengo bastante claro, aunque me cueste algún bostezo de más, volveré a la rutina que siempre que me ha aportado tan buenos resultados. Ya lo dice el refrán, "a quien madruga Dios (Neptuno) le ayuda".


lunes, 11 de enero de 2010

PREGUNTA DE LA SEMANA - ¿PORQUE TAN POCAS CHICAS SURFEAN?

Pregunta del mes debería decir ya que tengo esta sección algo abandonada. Un poco en línea con la última entrada me pregunto por qué hay tan pocas chicas/mujeres que surfean. No lo sé muy bien porque, pero creo que es una pena. No, mal pensados, no porque te alegra la vista ni nada parecido, sino porque suelen llevar un rollete bastante menos agresivo, competitivo y atestosteronado que los tíos. Se les ve más tranquilas en el agua, incluso parecen tranquilizar a algunos del sector más bocazas que a veces se cortan si hay una tía en el agua, y eso se agradece. Además las chicas que andan surfeando muchas veces muestran un estilo bastante más agraciado y estilizado que el de muchos tipos "duros" que parecen robots con lumbalgía.



Quizás sea que el surf es un deporte que demanda bastante físicamente, aunque siempre hay alternativas como playas más resguardadas o tablas más adecuadas a la fisionomía de cada persona. Además hay muchos surferos que físicamente andan muy flojetes (*). Quizás sea que ven a los tíos peleándose por olas tan descaradamente que se les quitan las ganas de entrar al trapo. Yo intenté inculcarle el gusanillo surfístico a mi mujer hace ya mucho tiempo pero aunque le gustó no le apasionó. Decía que en invierno hacía demasiado frío (**) y sólo se metía en verano si estaba glassy y no muy grande, y eso que condiciones tiene porque es muy atlética y con buen equilibrio, si llega a meterse tanto como yo me daría para el pelo.



A ver si se animan más chavalillas, mozas o abuelas, da igual, para relajar el ambiente en el agua, que cada vez está el tema más tenso (a ver como salimos los toros del corral está semana con el "mono" despúes de la sequía de olas del último mes).

*En relación a la entrada del propósito de navidades de mejorar mi condición física, esta tarde tuve la primera clase de condición física. Aunque es posible que me levante con agujetas y seguro que me vendrá bien, tampoco me parecío para tanto. Me gustaría ver a algunos "pavitos" de gimnasio remando contracorriente dos horas en Mundaka con la marea viva bajando para mantenerse en el pico mientras la corriente de la ría te arrastra mar adentro, eso si que tonifica los músculos.



** En referencía al frío invernal, lo de esta semana ha sido escandaloso. No he ido a surfear porque como cuando uno tiene gripe y se le quitan hasta las ganas de fumar, lo mismo me pasa con la nieve y el surf. Y aunque hubiese querido ir el puerto que tengo que cruzar para llegar a zona costera estaba cerrado. Por cierto alguién me puede pasar anticongelante para mis tablas? El que tenía se me acabó y después de pasar toda la semana en la terraza chupetizadas no si me funcionarán! ;-)

jueves, 7 de enero de 2010

MUJERES AL AGUA

Había sido una temporada épica y hoy iba a ser otro de esos días perfectos. Con las buenas olas vienen las masas y aquel pointbreak de renombre mundial no era una excepción. A primera hora había 40 tíos en el pico, pero eso le daba igual al jefecillo de los locales, un tetracampeón de lucha libre al que llamaban "Kobon" (por su parecido a Koby Abberton pero en versión alta y más chuleta si cabe). Este año había partido la cara a tres surfistas visitantes y a otro local que ni siquiera le saltaron una ola, a este chulito le bastaba una mirada a destiempo para provocar una trifulca. Si varios visitantes se ponían gallitos tenía un clan de "fieles ovejas" con neopreno detrás que le ayudaban a repartir leña.



Ese día algo inesperado pasó, un grupo de chicas surfistas entró al agua. El mar no estaba para bromas con un swell de 6 pies con algunas series mayores. Uno de los locales dijo "lo que faltaba, un montón de tías en el lineup dando el tostón, se van a quedar flotando por medio y nos van a joder todas las olas", y su colega añadió "si es que encima vienen sin tablón de flores, por lo menos parece que están buenas". Las chicas no se quedaron flotando por las inmediaciones sino que fueron directamente al pico, y cuando se acercaron la peña estaba alucinando, que bellezas casi todas rubias y alguna morena de quitar el hipo. Kobon pensó que estaba en el cielo: olas, solecito y tías buenísimas.


Entraba la primera serie y Kobon en el centro mismo del pico, cuando venía la ola una de las rubias se acercó ojeándole descaradamente, Kobon lo vió e intentó sacar pecho y tensar musculos. Mientras, otra de grupo se le colaba por el inside y pillaba la ola. El machito estaba demasiado entretenido mirándose al pecho a ver si estaba suficientemente definido y atusándose el pelo hacia atrás. Diez minutos, siguiente serie, esta vez es la morena, se pone al lado y empieza a colocarse el bikini bien para que no se salga nada de ese voluptuoso pecho. Todos los tíos babeando, mientras las amigas cogían todas la olas de la serie menos una que un apuesto surfista cazó sin compasión. Ya han sido dos series pensó Kobon: "la siguiente me pongo a lo que estoy y les enseño a estas guapitas lo que sé". Diez minutos, otra serie. Las amigas trabajan en grupo, como una manada de lobas, ahora le tocaba a la más guapa de todas hacer su numerito y sabían que los tíos estaban ya empezando a olerse algo. Se arrimó a Kobon y sus tropa y se relamió el labio superior, de repente dió media vuelta remando y dejando ver al personal su perfecto culito semi-expuesto por un tanga-bikini. La mitad del gentío se quedó hipnotizado y la otra mitad no atrevía a coger la ola por el ridículo de surfear con el "asta izada" bajo el bañador. Tres olas extraordinarias, otra vez para dos de las chicas entubándose y una para el surfista guapetón.





Ya conocedoras las amazonas de que se les está acabando el chollo pues la marea estaba subiendo haciendo desaparecer la sección más tubera, lo intentaron por última vez . Viene la siguiente serie. La primera ola es grande, pero se ve que tiene mucha pared y va a ser un cerrote, las chicas lo saben y una le giña el ojo a Kobon y le grita "dale fuerte, dale". Kobon sabe muy bien que es un cerrote, pero piensa no puedo rajarme delante de las chicas, así que se tira a lo macho-banzai y se mete un hostión contra el reef que parte la tabla y se depila hasta las cejas con el coral. Mientras se arrastra como puede hacia la playa ve como la chica que le gritó coge un tubazo impresionante y la siguiente se la lleva otra rubiaza con otro tubo de antología. Estas chicas podían surfear mejor que cualquiera de los tíos en el agua, con o sin estratagemas, pero a veces eran muy útiles cuando había demasiados cabezas de alcornoque en el lineup. Marta se acordaba de esa ola del día que cogío mientras viajaba por Australia, la que ninguno de los "tíos duros" se atrevió a coger y como la gente le vitoreaba desde tierra. Pero le dolían todas las olas "robadas" por crápulas sexistas que no le llegaban ni al tobillo surfísticamente hablando, desperdiciando olas, cagándola ya en el take off, mientras ella por ser mujer no le daban ni la más mínima oportunidad de demostrar sus habilidades. Se alegraba de estar en un equipo de mujeres dispuestas a cambiar el "status quo".




Al salir las chicas pasaron junto a Kobon que estaba tumbado en la arena y solo pudo oír las risillas del grupo pues tenía los ojos cerrados y dientes apretados mientras uno de sus lacayos le echaba lima en las heridas de la espalda. Esa noche las chicas salieron de marcha, había una fiesta en el bar surfer del pueblo. Todos los surferos del baño las reconocieron al momento, no era de extrañar porque eran realmente imponentes. Sin embargo ellas pese a las estrategias de despiste en el agua no se habían fijado en ninguno de aquellos mandriles. No eran su tipo. Con una excepción, el guapito "listo" que no había tragado sus argucias. Estaba al fondo en la esquina, las surferas le dijeron a su última incorporación, Silvia, una belleza de ojos verdes que se lo dejaban como regalo de bienvenida. Ella se acercó entre tanta gente, él iba de "fashion" total con unos pendientes relucientes, engominado y una camisa blanca de picos largos, cadena colgando y un jersey rosa. Por el acento parecía brasileiro o portugués. Una vez cara a cara él le dijo lo bien que surfeaban todas, ella le correspondió diciendo que él había sido el único chico que había cogido un par de olas de serie.
00
Cuando Silvia estaba a punto de preguntarle si quería darse un paseo por la playa con ella, él dijo "tengo que irme, me está llamando mi amigo". Ella se dio la vuelta para ver como otro galán bastante emperipollado le lanzaba un beso al surfer y le llamaba para ir a bailar a la pista. Mientras el surfer se iba, Silvia escuchó unas risitas que tornaron a carcajadas. Eran sus amigas escondidas detrás de una columna desternillándose. "Inocente, pichona, no te habías dado cuenta?" le decían de guasa, le habían gastado una novatada. Silvia respondió "pense que simplemente era metrosexual agudo, que se lo tenía tan creido que no nos miraba porque prefería verse reflejado en el agua!". La más veterana del grupo de surferas viajeras le explicó sonriendo "hemos probado nuestras estrategias en las mejores olas del planeta y siempre ha funcionado, los hombres son igual de primates en todos los rincones del mundo, menos cuando son gays, esos son nuestra kriptonita". Maria la morena añadió "... y los curas qué? Acuerdate de aquel sacerdote en el Salvador, el muy hijo de puta no nos miraba ni de reojo y no dejaba ni una ola pasar con su tablón!". "Es cierto, pero es que ese si que era la peor pesadilla, nuestra némesis, un surfer cura, gay y buitreador!!!", las chichas se partían de risa al recordarlo mientras bebían sus copas. Luego bailaron un buen rato y se fueron a dormir a la playa. Mañana partía el ferry pronto hacia una isla paradisíaca con muchas olas cristalinas e infestada de mosquitos... y surferos uni-neuronales listos para morder el anzuelo.

lunes, 4 de enero de 2010

LO QUE ME GUSTA Y LO QUE NO DEL SURF

El surf no solo son tubazos y reentries radicales, de hecho no son cosas que le pasan a diario a la mayoría de los surfers mortales. Aunque estas maniobras reinas es de lo que más nos puede gustar a la multitud, hay mil y una cosa que a cada individuo nos chiflan del surf y también otras que aborrecemos. Aquí he confeccionado una lista de 10 cosas que me mosquean y otras tantas que me encantan (no están en orden de importancia).

Me tocan las "balls":

- Entrar solo al agua pensando que me voy a jartar y a los cinco minutos aparecen 35 y la madre.



- Ponerme el traje mojado en invierno mientras el viento azota.


- Esperar media hora serie buena y fallarla en el takeoff, o que te la salten.




- Entrar con condiciones perfectas para que un onshore cabrón lo destroze en 10 minutos.


- Pegarme mamporros contra el reef/rocas afilidas aboyando tabla y huesos.


- Darme el madrugón padre para ver a pie de playa que no había ni de coña lo que decía el parte.


- Pillar condiciones mediocres para luego enterarte que la playa de al lado estaba espectacular.


- Rajarme en alguna ola grande y buena por falta de coraje.


- Los meses (como este último) cuando no hay una swell decente o viento onshore sin cesar.


- La peña agresiva, localista, "soy pro" y/o que pillan más de lo que deben (tabloneros o no).




Me encanta del surf:


- Una serie de olas glassy cristalino perfectamente alineadas (da igual medio metro que dos).


- Ver a un amigo disfrutar mientras corre una buena ola.


- La sensación de anticipación aparcando, asomarse y ver la serie de metro y medio perfecto.






- Mirar abajo y tener una tabla preciosa entre tus piernas.


- Sesiones de poca gente, de las de remontar al pico-ola-remontar-ola-remontar-...


- El color verde esmeralda del Atlántico al levantar la ola a contraluz.


- Café, tapa y charla con los amigos al salir del agua un día frío de invierno.


- Olas largas, de pointbreak, con una larga pared, dando tiempo a saborear cada giro.


- Conocer nuevas playas, rompientes, pueblos, paises, gente.


- Ir con la furgo en verano junto a la playita a surfear con la familia.



Seguro que hay muchas más que me vendrán a la cabeza y diré porque no pusé eso, esta simplemente ha sido una lista a bote pronto (brainstorming como dicen los british-parlantes). Alguna otra cosa que os repela o chifle?

sábado, 2 de enero de 2010

PROPOSITO DE AÑO NUEVO

Es a principio de año cuando nos todos nos proponemos mejorar lo presente e intentar cambiar esos hábitos que nos perjudican o queremos decirles adiós. Ese "sino bebes, ni fumas, ni follas para que vives gilipollas?" que entonabamos cuando estabamos en la edad del pavo y quedó ya atrás (o quizás no?), y una perspectiva más moderada y cuidada son necesarias si queremos que esta "carrocería" que nos a tocado a cada uno sin opción a recambio pase la ITV año tras año y se pueda dar unos bañitos sin gripar el motor.

Lo del beber para mi nunca fue un problema. Aunque en mis años mozos cuando salía era bastante fiestero hace tiempo que salgo muy poquito (alguna cena de amigos y en versión light del pasado) y entre semana jamás he bebido ni un culín de vino. Lo de fumar lo dejé hace 6 o 7 años, también con uno de esos propósitos de año nuevo, una de las cosas que más me alegro hoy en día. Lo del sexo, que os voy a contar? Con dos hijas mi función reproductiva/biológica ha sido finalizada, concluida, exterminada, pis-pas no hay más. Os pongo en sobre aviso, cuidado con lo del sexo, parece divertido pero tiene sus consecuencias. No, no hablo del SIDA, gonorrea, etc... sino de cambios de pañales y jugar a las Barbies horas sin fin!!!

Bueno a lo que iba, el propósito de año nuevo. Este año 2010 quiero ponerme en forma de verdad y es que el surf es un deporte muy exigente físicamente si se quiere uno meter en condiciones serias y durante varias horas. De crío fuí un niño gordete, de los que les aprovaban gimnasia con un 5 pelado porque nadie le suspendían nunca esa asignatura. Con los años he visto como mis amigos iban cogiendo tripilla y perdiendo pelo, mientras yo la bajaba, gracias al surf, pero todavía tengo rentego ese "cinturón" o patito de 5 kilillos perpetuo. Se que nunca tendré la silueta surfer de "bailarín de danza" a lo Rob Machado, no soy de ese morfótipo. Pero ves a gente como Taylor Knox, Luke Egan, Kelly y los tíos están sobre los cuarentena con una forma impresionante. Direis, no te jode yo también estaría así si tuviera la oportunidad de surfear Bali y Jeffreys Bay durante horas todo el rato. Si es cierto, pero también lo es que cuidan su alimentación, van al gimnasio, estiran todos los días, etc.





Más que ponerme hecho un figurín/bollazo a corto plazo (no quiero ejercitar mi ego, ni creo que aumentará mi pobre cuenta anotadora con la parienta!), lo que busco es estar en buena forma a largo plazo. Siento una tremenda envidia sana cuando veo a gente como Mickey Muñoz o Gerry Lopez, o sin irse tan lejos gente que a los 70 surfea mejor que los de 40 o menos como Jesús Fiochi, Lolis o Meco.




Empezar a cuidarse a los 50, o esperar a hacerse alguna avería en la espalda para mejorar hábitos quizás sea demasiado tarde. Toco madera porque aunque no estoy que me salgo al menos no tengo ninguna molestia a día de hoy, así que intentaré proteger la maquinaria para que siga funcionando. Ya os comentaré mi rutina de ejercicios/entrenamiento/nutrición (en Navidades mesa/turrón/sofa) en futuros blogs. Alguna surgerencia, algo que os funcione? Me gustaría probar yoga para aumentar mi precaria flexibilidad (soy de "piel corta" como dicen algunos). Bueno os dejo que siento la llamada de la biclicleta elíptica y después un plato de pepino y apio crudo para rematar la faena y llegar al sumum, al éxtasis total, arggghhhhh que placerrr... todo sea por poder dar el tostón en unas buenas olas hasta que no pueda ya ni con la dentadura postiza!!!!